logo

Rentabilidad por el uso de Aplicaciones móviles en las pymes

1. Importancia del uso de aplicaciones móviles en las empresas.

Si se busca en internet, en foros, blogs, revistas relacionadas, o se asiste a eventos sobre negocio actual encontraremos cientos de razones por las cuales una empresa, del tamaño que sea, debe utilizar las tecnologías que aportan los dispositivos móviles, ya sean SmartPhones o Tablets.

El tema que se quiere tratar en esta entrada, es desde el punto de vista empresarial, ¿cuanto dinero me voy a ahorrar por usar una determinada aplicación?¿Cómo se va aumentar mi margen de beneficio? etc…

Estas preguntas son las que realmente se hace una persona cuando tiene que decidir incluir el uso de una App en su empresa. Si eres de ese tipo de personas, si alguna vez has tenido que elegir qué App funciona en tu empresa o te gustaría tener una App para tu negocio y no lo has encontrado; sigue leyendo.

2. ¿Qué beneficio real se obtiene?

Lo primero que se nos viene a la cabeza es de qué manera va a aumentar nuestro beneficio al utilizar una determinada aplicación. Lo más sencillo son las aplicaciones de gestión de contabilidad, un correcto uso de este tipo de aplicación puede hacer que un autónomo o una pyme se ahorre el gasto generado por una gestoría.

A una empresa con un mayor volumen de negocio, esta situación no le va a aportar mucha diferencia. Por tanto es muy importante saber que sector de la empresa puede ser objetivo de nuestro cambio tecnológico.

Lo principal en este punto es ver qué gasto se puede disminuir por el uso de una aplicación, o por contra que ingresos adicionales se pueden obtener por el uso de la aplicación tanto por nuestros empleados, nuestros clientes, o incluso puede aumentar la productividad de nuestros comerciales facilitandoles su trabajo.

3. ¿Cuánto estás dispuesto a pagar?

Una vez que sabemos que sector de nuestra empresa puede mejorar con el uso de las nuevas tecnologías hay que plantearse cuánto cuesta dicha mejora. Obviamente este punto va ligado con el anterior y con el siguiente de una forma completa.

Habrá aplicaciones gratuitas que no ofrecen el servicio deseado, en cambio habrá otras cuyo gasto se vea recompensado por el beneficio esperado. Antes de comprar una aplicación o de contratar el servicio hay que plantearse la mejor opción respecto al beneficio obtenido. En este punto el aspecto más importante es saber diferenciar entre las aplicaciones gratuitas existentes y las opciones de pago.

Es posible que pagar por una aplicación existiendo otra gratuita nos pueda parecer una pérdida de dinero, pero lo que hay que analizar es lo que hay detrás de la aplicación. Una aplicación de pago puede llevar detrás un equipo comprometido con el mantenimiento de dicha aplicación. Lo que nos nutre de actualizaciones y mejoras.

El coste de realizar estas aplicaciones es mayor de lo que parece, y el hecho de que exista una gran oferta de aplicaciones no quiere decir que haya que lanzarse a por lo más barato (o gratuito). La adquisición de una aplicación móvil para nuestro negocio es tan importante como la de cualquier otro producto o servicio.

4. Desarrollo a la carta, o suscripción por servicio.

Una vez que hemos llegado a este punto, ya sabemos en qué parte de nuestra empresa vamos a incidir, también vemos la importancia de pagar (y cuánto) por una aplicación, en caso de que no haya ninguna gratuita que nos aporte 100% funcionalidad, fiabilidad, etc.

Ahora lo que tenemos que ver es si debemos pagar por un desarrollo a la carta a una de tantas empresa que realizan soluciones móviles, o contactamos con dicha empresa una mensualidad o incluso se puede tener una opción mixta.

En este punto hay que ver que un desarrollo a la carta es bastante más caro que uno más genérico, además la “personalización” de estructuras puede cambiar con el entorno de trabajo lo que hace más compleja la durabilidad y estabilidad de la aplicación.

Por ello quizás sea más importante contratar una suscripción por una aplicación ya existente, que nos proporcione el servicio deseado, así como el soporte de fiabilidad y seguridad que necesitamos.

Si necesitamos un servicio a la carta, hay que ver el tiempo de amortización del pago, ya que como hemos visto antes en este tipo de productos, aunque como empresa pueda parecer caro el uso de una aplicación puede generar ciertas ventajas que a largo plazo rentabilizan la inversión.

5. Una mejor que varias, ¿por qué elegir entre sencillez o complejidad?

Por último quiero incidir en el hecho de que en muchos casos se recomiendan a las empresas y profesionales el uso de varias aplicaciones, bajo el título de: “Las mejores aplicaciones para tu negocio”, “las cinco App imprescindibles”. Al final lo que debemos plantear es si de verdad utilizamos todas esas aplicaciones, si las utilizamos al 100% o si por el contrario nos están ocupando espacio y consumo en nuestros dispositivos.

El espacio y el consumo de nuestros dispositivos también es una variable a contemplar, por tanto yo recomiendo, mi opinión personal, es que si vamos a incorporar una solución móvil, se busque una completa, que a su vez sea sencilla. El tiempo o el dinero que invirtamos en encontrar dicha solución se verá recompensada en el futuro.